Agente de control biológico: un enemigo natural, antagonista o competidor, y otras entidades bióticas autoreplicables (IPPC, 2006).

Amenaza: probabilidad de que un fenómeno, originado por la naturaleza o la especie humana, se produzca en un tiempo y zona determinada no adaptada para enfrentarlo sin traumatismos (Barrera JI et al., 2010).

Área disturbada: es aquella que ha perdido total o parcialmente sus atributos, entendidos estos como su función y estructura, por lo que a su vez ha perdido su capacidad de ofrecer bienes y servicios ecosistémicos (Barrera JI et al., 2010).

Atributo: en ecología se hace referencia a todas y cada una de las características de los ecosistemas como clima, geoforma, vegetación, fauna, etc., (Barrera JI et al., 2010).

Atributos de vida o vitales: conjunto de características autoecológicas necesarias para predecir el comportamiento de las especies en ambientes con disturbios recurrentes (Noble & Slatyer,1980)./ los atributos vitales son las características o atributos que están correlacionados con, y sirven como indicadores de, la estructura y función de los ecosistemas (Aronson et al., 1993); PRACTICE, 2012)./ los atributos vitales en general se refieren a los medios de la sucesión de especies (longevidad, madurez sexual, germinación), competencia (tolerancia a la sombra), dispersión y tolerancia a los disturbios, los cuales pueden ser definidos para especies individuales o para grupos de especies funcionales (He, 2007).

Banco de plántulas: conjunto de plántulas en estado latente en el estrato rasante. Generalmente, su crecimiento se activa por algún tipo de estímulo, como el incremento de la intensidad lumínica que se genera a partir de un disturbio (Barrera JI et al., 2010).

Banco de semillas: acumulación de semillas en el suelo en estado latente (dormancia) que usualmente germinan a partir de un determinado estímulo (Barrera JI et al., 2010).

Bienes Ecológicos: son recursos proveídos por los ecosistemas con un valor directo en el mercado como la alimentación, los materiales de construcción, las medicinas, el turismo y la recreación (Barrera JI et al., 2010).

Compartimento: son los sitios del ecosistema donde se almacena la energía y la materia, dentro de los cuales se encuentran: el suelo, la fauna y la vegetación (Barrera JI et al., 2010).

Composición: variable que contempla los componentes físicos de los sistemas biológicos. Por ejemplo, la composición de una población es el número de especies que la constituyen, o la composición de una comunidad son las poblaciones, etc., (Barrera JI et al., 2010).

Comunidad: es el conjunto de individuos de diferentes especies en el tiempo y espacio, que interactúan entre sí (Barrera JI et al., 2010).

Conectividad: vínculos o conexiones entre parches de un paisaje, puede ser funcional o estructural. Una “conexión funcional” depende claramente del proceso de interés y qué se busca conectar: los parches que están conectados para la dispersión de aves podrían no estarlo para las salamandras o para el flujo hidrológico (Barrera JI et al., 2010).

Control Biológico: estrategia de control de plagas haciendo uso de enemigos naturales, antagonistas o competidores y otras entidades bióticas autoreplicables (IPPC, 2006).

Control (de plagas): supresión, contención o erradicación de una población plaga (IPPC, 2006).

Control (experimental): el control es un grupo de unidades experimentales normalmente "no tratadas", con las que se compararán los tratamientos experimentales; el control proporciona un nivel de referencia que definirá los efectos de los tratamientos (Elosegi & Sabater, 2009). / ninguna acción experimental para confirmar que no hay efecto (Odum & Barret, 2006)

Corredor biológico: tipo de cobertura continua que se genera para conectar fragmentos de bosque (Barrera JI et al., 2010).

Daño: pérdida de uno o varios elementos fundamentales para el funcionamiento de un ecositema (Barrera JI et al., 2010).

Deforestación: destrucción a gran escala del bosque por la acción humana (Fraume, 2007).

Degradación: termino aplicado a cualquier proceso de transformación de un sistema, orden, estructura o sustancia compleja, a un nivel inferior; en términos generales es el proceso de descomposición de la materia, por medios físicos, químicos o biológicos (Fraume, 2007).

Degradación ambiental: degradación del ambiente; regresión en el equilibrio natural en un determinado ecosistema generalmente producido por acciones humanas (Fraume, 2007).

Degradación de ecosistemas: se relaciona con cambios graduales o sutiles que reducen la integridad y la salud ecológica. Es considerado como el peor estado de alteración al que puede llegar un sistema ya que pierde su capacidad de generar bienes y servicios al perder uno o varios compartimentos donde se almacena materia o energía (suelo, nutrientes, banco de semillas y biomasa) (Barrera JI et al., 2010).

Desastre: conjunto de daños o pérdidas generadas a partir de un fenómeno que por sus características se convierte y materializa en una amenaza íntimamente relacionada con la(s) vulnerabilidad(es) presente en un lugar y momento determinados (Barrera JI et al., 2010).

Destrucción: se refiere a los casos en los cuales la degradación o el daño elimina toda la vida macroscópica y, por lo general, también arruina el ambiente físico (Barrera JI et al., 2010).

Deterioro: pérdida de uno o más de los atributos del sistema (suelo, biota, geomorfología, hidrología) de tal forma que no se pueda regenerar por sí solo (Barrera JI et al., 2010).

Diagnostico: estudio que sirve para reconocer la situación específica de un medio, sistema o ecosistema (Fraume, 2007).

Diagnostico ambiental: descripción del estado de la situación ambiental de un área sobre la base de la utilización integradora de indicadores con origen en las ciencias sociales, exactas y naturales (Fraume, 2007).

Disturbio: eventos discretos en el tiempo que alteran la estructura y función de los ecosistemas al cambiar los recursos, el sustrato u otros elementos del medio físico. De acuerdo al origen los disturbios pueden clasificarse en naturales y antrópicos (Barrera JI et al., 2010).

Ecoclina: hace referencia a cambios graduales de las especies en áreas geográficas que contemplan diferentes características físicas (Barrera JI et al., 2010).

Ecología de la restauración: ciencia que brinda las bases conceptuales, los modelos (conceptuales, empíricos, matemáticos), los métodos para las mediciones y las herramientas (matemáticas y estadísticas) para que los técnicos puedan realizar restauración ecológica. Cabe aclarar que la ecología de la restauración y la restauración ecológica se retroalimentan, en la medida en que se avance en la investigación se precisará y mejorará la restauración ecológica y viceversa (Barrera JI et al., 2010).

Ecosistemas: espacios o áreas en los que interactúan los componentes bióticos entre sí (vegetación, fauna y hongos), y los bióticos-abióticos. están compuestos por organismos productores (plantas), consumidores (fauna) y descomponedores (fauna, hongos,bacterias), a través de dichos organismos fluye y se almacena la energía, y también circula, se transforma y se almacena la materia (Barrera JI et al., 2010).

Ecosistemas emergentes:

Enriquecimiento: técnica de manejo de rodales subserales (matorrales, rastrojos, bosques secundarios) consistente en la plantación de poblaciones que se quiera fomentar durante la sucesión (Barrera JI et al., 2010).

Ensamble de especies: agrupamiento de especies que puede ser permanente o desaparecer a lo largo de la sucesión con base en los tipos de interacciones (Barrera JI et al., 2010).

Erradicación: aplicación de medidas fitosanitarias para eliminar plagas de un área (IPPC, 2006)./ la eliminación de un agente patógeno de una zona o país (OIE, 2005).

Erosión: proceso por el cual se remueve la capa superficial del suelo por medio de agentes móviles como el agua y el viento (Barrera JI et al., 2010).

Escorrentía superficial: se refiere al agua que circula sobre los horizontes superiores de una superficie (Barrera JI et al., 2010).

Especie (biológica): es un conjunto de individuos aislado reproductivamente que pueden cruzarse entre sí (Barrera JI et al., 2010).

Especie exótica: es aquella especie de flora o fauna que se ha introducido, por actividades humanas, en una zona en la que no existía previamente (Barrera JI et al., 2010).

Especie de control biológico: la liberación intencional de un organismo que está destinado a consumir, infectar, o debilitar especies seleccionadas para disminuir su tamaño poblacional. Es posible que la especificidad de las especies de control biológico sea limitado, lo que es preocupante, pues las espcies nativas podrían verse afectadas (ICES, 2005).

Especie indicadora: son aquellas especies cuya distribución, abundancia o dinámica poblacional puede servir como una medida del estado de otras especies o atributos ambientales (Barrera JI et al., 2010).

Especie introducida: es aquella que ha sido transportada fuera de su rango de distribución natural de forma accidental o intensional por actividades humanas (Barrera JI et al., 2010).

Especie Invasora: aquella especie, sub-especie o taxón inferior fuera de su área de distribución natural (pasada o presente) y potencial de distribución (fuera del área que ocupa naturalmente o que no pudiera ocupar sin introducción directa o cuidado por parte del hombre); e incluye cualquier parte, gametos, o propágulos de tal especie que puede sobrevivir y luego reproducirse (UICN, 2000).

Especie naturalizada: especie introducida que comienza a reproducirse hasta mantener poblaciones estables sin la intervención del hombre (Barrera JI et al., 2010).

Especie pionera: primera especie que inicia la colonización de un sitio (Aguilar-Garavito, 2010)

Especie ruderal: planta, especie o comunidad vegetal que prospera en sitos ocupados por el ser humano, por ejemplo bermas de caminos, escombros, patios, entre otros (Aguilar-Garavito, 2010).

Especie vegetal invasora: es una planta extraña que se propaga naturalmente (sin la asistencia directa del ser humano, produciendo poblaciones que se auto sostienen) en hábitats naturales o semi-naturales, para producir un cambio importante en lo que se refiere a composición, estructura o los procesos ecosistémicos (Cronk & Fuller, 1995).

Estabilidad del ecosistema: es la capacidad de un ecosistema de mantener una determinada trayectoria a pesar del estrés. La estabilidad se logra en parte gracias a la capacidad de resistencia y a la resiliencia de un sistema (Barrera JI et al., 2010).

Establecimiento: el proceso de una especie exótica en un nuevo hábitat, produciendo exitosamente progenie viable con la probabilidad de supervivencia (CBD, 2012)

Estrategia:

Estructura: disposición u ordenamiento físico de cada nivel de organización. Por ejemplo, a nivel de poblaciones un indicador de la estructura puede ser la proporción de sexos (Barrera JI et al., 2010).

Estructura ecológica principal: red de espacios y corredores que permiten asegurar la preservación y restauración de la biodiversidad a diferentes niveles (especie, comunidad, ecosistema y paisaje), además de permitir el desarrollo de procesos ecológicos esenciales que garanticen el mantenimiento de los ecosistemas, la conectividad ecológica y la disponibilidad de servicios ambientales en un territorio (Barrera JI et al., 2010).

Evaluación: valoración del estado del sistema restaurado en un instante del tiempo determinado (Barrera JI et al., 2010).

Factores limitantes: condiciones propias del sistema que impiden o dificultan su desarrollo natural, pueden generar limitaciones sobre las diferentes especies que tratan de colonizar un lugar (Barrera JI et al., 2010).

Factores potenciadores de la restauración:elementos internos y externos al sistema disturbado que pueden favorecer su restablecimiento (Barrera JI et al., 2010).

Factores tensionantes: son estímulos externos que pueden deflexionar (dañar) o no el desarrollo o estado de un sistema. Los factores tensionantes generan tensiones de diferente intensidad sobre los sistemas que pueden o no afectarlos negativamente (Barrera JI et al., 2010).

Fenología: es el tiempo de reproducción y crecimiento de las plantas dentro de un año (Gurevitch, Scheiner & Fox, 2006). / Cambios estacionales de las plantas ajustados a cierto ritmo periódico, como la floración, la maduración de los frutos, entre otros; estos cambios estacionales estan determinados por los factores físicos del ambiente y por mecanismos de regulación internos de las plantas (Aguilar-Garavito, 2010).

Filtros ecológicos: condiciones bióticas, abióticas y sociales que permiten el establecimiento, crecimiento y desarrollo o no de una especie en una comunidad
(Barrera JI et al., 2010).

Fragmentación: acción de generar fragmentos a partir de un ecosistema o paisaje continuo no disturbado, cuya consecuencia es el aislamiento genético de las especies y en ocasiones la pérdida total de hábitat de algunas de ellas (Barrera JI et al., 2010).

Fragmento: área discontinua que se forma por acción de un disturbio a partir de una cobertura continua (Barrera JI et al., 2010).

Función: contempla la variedad de procesos e interacciones que ocurren entre los componentes biológicos (organismo-organismo y organismo-ambiente), estos pueden ser ecológicos, biogeoquímicos o evolutivos. Por ejemplo, a nivel de ecosistemas se pueden presentar múltiples procesos de dispersión de semillas en los cuales pueden interactuar aves o mamíferos con un sin número de plantas (Barrera JI et al., 2010).

Grupo funcional: colecciones de organismos agrupados por el papel funcional que desempeñan en el ecosistema (productores primarios, herbívoros, carnívoros, descomponedores, fijadores de nitrógeno, polinizadores) (Barrera JI et al., 2010).

Hábitat: zona o parte de un ecosistema que reúne las condiciones de vida que una determinada especie necesita para sobrevivir (Barrera JI et al., 2010).

Heliófilo: plantas que requieren de la inidencia directa del sol a lo largo de su desarrollo (Aguilar-Garavito, 2010).

Historia de vida: el programa de nacimiento, mortalidad y crecimiento de las plantas es conocido como historia de vida (Gurevitch, Scheiner & Fox, 2006).

Indicador ambiental: parámetro o valor derivado de parámetros generales que describen de manera sintética las presiones, el estado, las respuestas y/o tendencias de los fenómenos ecológicos y ambientales, cuyo significado es más amplio que las propiedades asociadas directamente al valor del parámetro; variables que señalan la presencia o condición de un fenómeno que no puede medirse directamente (Fraume, 2007).

Indicador ecológico: variables que presentan el estado ecológico de un recurso de interés, en un tiempo y lugar determinado (Barrera JI et al., 2010).

Invasión Biológica: Las invasiones biológicas son entendidas como procesos de desplazamiento natural o inducido de cualquier organismo vegetal o animal, desde su lugar de origen hasta otro distante al de su distribución natural actual, en el que pueden establecerse mediante la generación de poblaciones viables y expandirse posteriormente hacia otros lugares de características semejantes (Barrera, 2011).

Invasivo:

Invasibilidad: propiedad del hábitat que recibe colonizadores potenciales o la propiedad de la especie de soportar condiciones pioneras, fugitivas o de dispersión activa.

Integridad ecológica: habilidad de un sistema ecológico para soportar y mantener una comunidad de organismos que tienen una composición de especies, diversidad y una organización funcional comparable a hábitats naturales en una región. La integridad ecológica está gobernada por tres factores principales: demografía de las poblaciones de especies que la componen; procesos internos y estructuras entre estos componentes; y la integridad de los procesos a escala del paisaje que sustentan a la comunidad o sistema (Barrera JI et al., 2010).

Introducción: movimiento por agentes humanos de especies, subespecies o taxones inferiores (incluyendo cualquier parte, gametos o propágulos que puedan sobrevivir y subsecuentemente reproducirse); este movimiento puede ser al interior de un país o entre países (IUCN, 2000).

Limitación: condiciones propias de los sistemas generadas por los factores o agentes limitantes que impiden su normal desarrollo. Por ejemplo, en áreas donde se ha alterado el pH del suelo se presenta como limitación la movilidad de los nutrientes (Barrera JI et al., 2010).

Maleza:plantas (no necesariamente exóticas) que crecen en sitios donde no son deseadas y que por lo general tienen efectos económicos y ambientales detectables (Richardson et al., 2000).

Manejo adaptativo: hace referencia a los correctivos que se deben implementar en los casos en los que el sistema restaurado se desvía de la trayectoria deseada. Para verificar la trayectoria del sistema restaurado es indispensable evaluar y seguir los efectos de las estrategias de restauración sobre el área (Barrera JI et al., 2010).

Mitigación: es una acción cuya intención es compensar los daños ambientales o minimizar el impacto generado por alguna acción externa al sistema (Barrera JI et al., 2010).

Modelo conceptual: abstracción teórica del funcionamiento de un sistema, expresa ideas sobre sus compartimentos y procesos. En el campo de la restauración se constituye como una herramienta útil para los planes de evaluación y seguimiento, ya que si el sistema restaurado lleva una trayectoria muy diferente a la planteada en el modelo se pueden realizar medidas o manejos adaptables para redireccionar la trayectoria del sistema (Barrera JI et al., 2010).

Monitoreo (seguimiento): proceso programado de muestreo o medición, y registro subsecuente o señalización, o ambos, de varias características del medio ambiente o de otro proceso, frecuentemente con el fin de hacer una estimación conforme a objetivos especificados (Fraume, 2007).

Plantas exóticas: taxones de plantas en un área determinada, cuya presencia se debe a la introducción intencional o accidental como consecuencia de la actividad humana (Richardson et al., 2000).

Plantas exóticas casuales: plantas invasoras que pueden florecer e incluso reproducirse ocasionalmente en un área, pero que no forman poblaciones que se auto-sustituyan, y que dependen de introducciones repetitivas para su persistencia (Richardson et al., 2000).

Plantas exóticas transformadoras:un subconjunto de plantas exóticas que cambian el carácter, condición, forma o naturaleza de los ecosistemas sobre un área sustancial con respecto a la extensión de dicho ecosistema (Richardson et al., 2000).

Plantas invasoras:plantas naturalizadas que producen descendencia fértil, a menudo en grandes cantidades, a considerable distancia de las plantas parentales y que por lo tanto tienen el potencial para propagarse sobre un área considerable (Richardson et al., 2000).

Plantas naturalizadas: plantas exoticas que se reproducen constantemente y mantienen poblaciones durante muchos ciclos de vida sin la intervención directa de los seres humanos (o a pesar de la intervención humana); estas plantas a menudo reclutan libremente descendientes, usualmente cerca de las plantas adultas y no necesariamente invaden ecosistemas naturales, seminaturales o ecosistemas hechos por el hombre (Richardson et al., 2000).

Paisaje: es una extensión geográfica compuesta por componentes abióticos, bióticos y humanos que interactúan y que se repiten a través del espacio. También es considerado como un mosaico de dos o más ecosistemas que intercambian organismos, energía, agua y nutrientes (Barrera JI et al., 2010).

Parche: área homogénea que difiere en apariencia y atributos de las áreas contiguas, es considerado un elemento del paisaje (Barrera JI et al., 2010).

Patron fenológico: las principales características de todo patrón fenológico son la frecuencia, la amplitud (intensidad de respuesta), la duración (corta o extensa), la fecha y la sincronía que se expresa (Wencomo & Ortiz, 2010).

Perturbación: manipulaciones planeadas que afectan la estructura y función de los ecosistemas y que son producto de un proceso de experimentación (Barrera JI et al., 2010).

Pionera: especies, poblaciones y comunidades que se establecen en los primeros momentos de la sucesión (Barrera JI et al., 2010).

Población: colección de organismos de la misma especie que interactúan entre si y se encuentran en un área definida (Barrera JI et al., 2010).

Rasgos de historia de vida: los rasgos de historia de vida son aquellos relacionados con el tiempo y la cantidad de reproducción (fecundidad, edad de la primera reproducción, tamaño de la vida reproductiva), la supervivencia y la supervivencia de la descendencia hasta la edad adulta; en otras palabras, son los rasgos que contribuyen directamente con el fitness del organismo y el crecimiento poblacional.

Recuperación: restablecimiento de algunos atributos perdidos o que han sido transformados completamente en el sistema disturbado con respecto a su estado original. Generalmente, el sistema final recuperado es diferente al pre-disturbio y no es autosostenible, por lo cual requiere una asistencia permanente para mantenerse
(Barrera JI et al., 2010).

Rehabilitación: mejoramiento del ecosistema de tal forma que recobre su estructura y función, teniendo como fin último la recuperación de su productividad. Aunque el sistema de referencia es la guía para el restablecimiento no necesariamente se llega a este, por lo que algunos autores consideran a la rehabilitación como una restauración incompleta (Barrera JI et al., 2010).

Resiliencia: capacidad de un sistema de recobrar los atributos estructurales y funcionales que han sufrido daño debido a estrés o perturbaciones (Barrera JI et al., 2010).

Resistencia: describe la capacidad de un ecosistema de mantener sus atributos estructurales y funcionales al verse enfrentado a un disturbio (Barrera JI et al., 2010).

Restauración activa: asistencia al restablecimiento de un área disturbada en la cual se amerita realizar una intervención sobre los componentes (Barrera JI et al.,2010).

Restauración ecológica: proceso de asistir al restablecimiento de áreas que han sido degradadas dañadas o destruidas, por medio de la aplicación de diferentes técnicas y estrategias que analizan el área como un sistema (Barrera JI et al., 2010).

Restauración pasiva: asistencia al restablecimiento de un área disturbada por medio de la neutralización de los factores limitantes y tensionantes, también es conocida como restauración espontánea (Barrera JI et al., 2010).

Riesgo: coexistencia en un lugar y tiempo determinado de una(s) amenaza(s) y una(s) vulnerabilidad(es), que interdependiente una de la otra y manejadas inadecuadamente pueden provocar daños y pérdidas (Barrera JI et al., 2010).

Riqueza de especies: es el número de diferentes especies presentes en un área y en un periodo de tiempo determinado (Barrera JI et al., 2010).

Ritmo fenológico: los fenómenos observados en las diferentes fases fenológicas se repiten con regularidad de la misma manera para cada especie vegetal y están sugetos a un ritmo particular llamado ritmo fenológico, que determina el tiempo de germinar las semillas, la duración y suspensión del crecimiento del tallo y ramificaciones, el brote de hojas y su caida, la floración, el desarrollo y maduración de los frutos y semillas, y la liberación de estas últimas (Clavero, 1996).

Seguimiento: evaluación temporal de un proceso de restauración por medio de la recolección y análisis de la información obtenida en las evaluaciones realizadas a lo largo del tiempo (Barrera JI et al., 2010).

Servicios ecológicos: condiciones y procesos a través de los cuales los ecosistemas naturales y las especies que hacen parte de ellos sostienen y satisfacen los requerimientos de la vida humana, mantienen la biodiversidad y la producción de los bienes ecológicos. Dentro de estos se encuentran la formación de los suelos, el ciclaje de nutrientes, la producción primaria, el secuestro de carbono, entre otros (Barrera JI et al., 2010).

Sincronía intraespecífica: ocurrencia simultánea del mismo evento fenológico en los individuos de las población (Newstrom et al., 1994).

Sistema: conjunto de elementos que interactúan entre sí. Las interacciones se traducen en entradas y salidas de materia y energía (Barrera JI et al., 2010).

Sistema de referencia: representa un punto avanzado de desarrollo al que se quiere conducir al sistema disturbado. Su elección y análisis se requiere cuando se quiere rehabilitar o restaurar un área, más no cuando sólo se quiere recuperar atributos perdidos o alterados (Barrera JI et al., 2010).

Sucesión: proceso a través del cual se reemplazan las especies y las comunidades a través del tiempo y en el espacio (Barrera JI et al., 2010).

Sucesión primaria: proceso de reemplazamiento de especies y comunidades en un área que no cuenta con un legado genético previo, es decir, no presenta un banco de semillas, por lo que el éxito de la sucesión dependerá de la oferta de propágulos que puedan arribar desde las áreas adyacentes, así como de las condiciones microclimáticas y características del sustrato (Barrera JI et al., 2010).

Sucesión secundaria: proceso de reemplazamiento de especies y comunidades en áreas que se caracterizan por presentar un banco de semillas (legado genético), que unido a los nutrientes del suelo y a los propágulos que arriban desde las áreas adyacentes permiten un restablecimiento mucho más rápido (Barrera JI et al., 2010).

Tratamiento (experimental): la acción experimental para producir un efecto (Odum & Barret, 2006).

Técnica:

Tensión: estímulo que tiene la capacidad de desviar la trayectoria de un ecosistema. Por ejemplo, en un área degradada por actividad agropecuaria, una de las tensiones es el pisoteo de la vaca (estímulo), el cual genera compactación en el suelo reduciendo así su porosidad y con ello la capacidad de infiltración de agua. En este caso el factor tensionante es la vaca, mientras que la tensión es el pisoteo (Barrera JI et al., 2010).

Trayectoria ecológica: es aquella que describe la ruta de desarrollo de un ecosistema a través del tiempo. En la restauración, la trayectoria empieza con el área degradada y progresa hacia el estado deseado (Barrera JI et al., 2010).

Vulnerabilidad: condición propia de un sistema para ser afectado por la materialización de una amenaza y por la incapacidad local para recuperarse de sus efectos (Barrera JI et al., 2010).



BIBLIOGRAFÍA

Aguilar-Garavito M. 2010. Uso y provechamiento de la uva de anís en matorrales andinos del Altiplano Cundiboyacense. Colombia, Bogotá D.C.: Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humvoldt, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y Cámara de Comercio de Bogotá. 16 p.

Aronson J, Floret C, LeFloc'h E, Ovalle C & Pontanier R. 1993. Restoration and Rehabilitation of Degraded Ecosystems in Arid and Semi-Arid Lands. I. A View from the South. Restoration Ecology, 1(1): 8-17

Barrera JI, 2011. Restauración Ecológica de Bosques Andinos Sometidos a Presión Antrópica: de lo teórico a lo posible. Tesis doctoral. Departamento de Biología Animal, Vegetal; Ecología, Universidad Autónoma de Barcelona, Centro de Reserva Ecológica; Aplicaciones Forestales. Cerdenyola del Vallés.

Barrera JI, Contreras SM, Garzón NV, Moreno AC & Montoya SP. 2010. Manual Para la Restauración Ecológica de los Ecosistemas disturbados del Distrito Capital. Secretaria Distrital de Ambiente, Pontificia Universidad Javeriana: Facultad de Ciencias-Departamento de Biología, Unidad de Ecología y Sistemática (UNESIS), Escuela de Restauración Ecológica (ERE). Bogotá D. C. 402 p.

CDB. 2012. Convention on Biological Diversity. URL: http://www.cdb.int/invasive/terms.shtml [consultado en abril de 2012].

Clavero T. 1996. Leguminosas arbóreas en la agricultura vegetal. En: Clavero T. (Ed) Leguminosas Forrajeras Arbóreas: sus perspectivas para el trópico americano. Maracaibo, Venezuela: Fundación Polar. 1-16 p.

Elosegi A & Sabater S. 2009. Conceptos y Técnicas en Ecología Fluvial. España: Fundación BBVA. 444 p.

Fraume NJ. 2007. Diccionario Ambiental. ECOE Ediciones. 465 p.

Guveritch J, Scheiner S, Fox G. 2006. The Ecology of Plants. 2da ed. Estados Unidos de America, Massachuset- Suderland: Sinauer. 574 p.

He HS. 2008. Forest Landscape Models: Definitions, characterization and classification. Forest Ecology and Management, 254: 484-498

ICES. 2005. International Council for the Exploration of the Sea. Code of Practice on the Introduction and Transfer of Marine Organisms.

IPPC. 2006. International Plant Protection Convention. International Standard for Phytosanitary Measure #5 (Glosary of Phytosanitary Terms).

IUCN. 2000. Guidelines for the Prevention of Biodiversity Loss Caused by Alien Invasive Species. Approved by the IUCN Council, Feb 2000.

Newstrom LE, Frankie GW & Baker HG. 1994. A new classification for plant phenology based on flowering pattern in lowland tropical rain forest trees at La Selva, Costa Rica. Biotropica, 26(2): 141-159

Noble IR & Slatyer RO. 1980. The use of vital attributes to predict successional changes in plant communities subject to recurrent disturbances. Vegetatio 43 (1-2): 5-21

PRACTICE. 2012. PRACTICE stands for Prevention and Restoration Actions to Combat Desertification. An Integrated Assessment.
Financed by European Comission, FP7 Cooperation-Environment.URL:
http://80.24.165.149/drupal/?q=node/560
[consultado en abril de 2012].

Odum EP & Barret GW. 2006. Fundamentos de Ecología. 5ta ed. Cengage Learning Editores. 598 p.

OIE. 2005. World Organisation for Animal Health. Terrestrial Animal Health Code.

Richardson DM, Pysek P, Rejmánnek M, Barbour MG, Panetta FD & West CJ. 2000. Diversity and Distributions, 6: 93-107.

Wencomo H & Ortiz R. 2010. Comportamiento fenológico de 23 accesiones de Leucaena sp. Pastos y Forrajes, 33 (4): 1-8